Extractor de jugos vs. pulverizadora: ¿cuál conviene más?

Una pelea épica entre dos grandes de la cocina: el extractor de jugos y la pulverizadora. ¿Cuál será el resultado? Acompáñanos en este viaje para descubrir la herramienta ideal para preparar los mejores jugos y licuados. La pelea más épica en la cocina desde la disputa de la quesadilla con queso o sin queso.   

Estamos más que habituados a tener una licuadora común en casa, pero la realidad es que cada día estos aparatos se van modernizando y existen más modelos con más funciones que te pueden hacer la vida más fácil. También podemos encontrar aparatos más sofisticados y con más funciones como las pulverizadoras.  

Por otro lado, nadie puede negar el éxito de los jugos de frutas, que se han posicionado en un lugar privilegiado en la vida diaria de las personas que gustan de cuidar su alimentación añadiendo jugos y licuados a su alimentación saludable. La forma más común de prepararlos es mediante nuestro segundo contrincante: el extractor de jugos. Pero ¿cuál es el mejor para ti? Descúbrelo a continuación.  

En esta esquinael extractor de jugos

Vas tarde al trabajo a la oficina y, como no te dio tiempo de cocinar, decides comprar un jugo verde en la juguería más cercana. Estás tomando la decisión correcta, pues es un jugo preparado en el momento y con ingredientes frescos, ¿verdad?  

La cuestión es que, aunque seguramente será refrescante y de buen sabor, hay otros factores a considerar para elegir un jugo de excelente calidad.  

Un extractor de jugos es un aparato que funciona por medio de un disco lleno de diminutas cuchillas que muelen los alimentos. Esto se hace empujando las frutas y verduras hacia el interior. El extractor entonces hará su tarea apartando el jugo de la pulpa. Conseguirás una consistencia líquida.  

Lo cierto es que este contendiente es el menos usual en las cocinas domésticas y se suele usar más bien para negocios. Esto es porque puede moler muchas cargas seguidas, lo que hace que puedas preparar grandes cantidades de jugo a la vez. 

 
Por lo demás, podrás encontrar precios diferentes para tu extractor de jugos, además de varias calidades.  

En esta otra, la pulverizadora

La pulverizadora es un fuerte contrincante para el extractor de jugos. Gozando de más popularidad en los hogares por sus dimensiones (es de peso ligero), la pulverizadora es una herramienta que también te ayudará a preparar bebidas, aunque no serán jugos, sino licuados o batidos. Las diferencias están en la pulpa, puesto que en estos últimos podrás conservarla, mientras que, con los jugos, como ya lo mencionamos antes, esto no ocurre.  

Una pulverizadora funciona mediante trituración centr fuga, así que los ingredientes giran dentro del aparato para poder llegar a las navajas y quedar homogéneos.  

Extractor de jugos vs. pulverizadora: fortalezas de cada uno

Beber un fresco jugo preparado en casa es muy diferente a beber uno del supermercado o de la tiendita de la esquina. Al preparar tus propios jugos, licuados y batidos, puedes cerciorarte de que no contengan ingredientes que no son buenos para tu salud, como la azúcar añadida o los conservadores, colorantes y saborizantes artificiales. Además, podrás disfrutar del sabor que los alimentos frescos ofrecen; ¡a quién no le gusta el sabor de una rodaja de piña recién cortada o de una dulce zanahoria!

El tiempo extra que te tomará preparar una bebida mucho más nutritiva —según los ingredientes que decidas usar, claro— se podrá ver recompensado en un estilo de vida sin tantos alimentos artificiales y con un mayor aprovechamiento de los beneficios que los jugos traen para ti.

1) La más veloz

Sin embargo, si tu estilo de vida es ajetreado, lo mejor que tengas una opción rápida, y la más veloz en este caso es la pulverizadora. Podrás hacer batidos y licuados en poco tiempo, pues solo tienes que agregar los ingredientes y presionar un botón para obtener tus bebidas. En un extractor de jugos, en cambio, tendrás que tener más paciencia, pues deberás colocar las frutas y las verduras de una por una, en el caso de ser grandes. Si eliges esta opción, tendrás que organizarte para tener unos minutos extras cada mañana para iniciar tu rutina con un buen jugo.

2) El de mayor capacidad

Una pulverizadora tendrá menos capacidad, y esto se debe a que es un aparato que está pensado para uso doméstico. Significa que una de sus cualidades para las que fue diseñado es la practicidad, por lo que tendrá el tamaño aproximado de un vaso de licuadora, con lo que podrías preparar bebidas para tu familia, o incluso de un vaso común grande, que podrá ser la medida ideal para tu licuado de antes del trabajo.

En un extractor de jugos, como dijimos antes, podrás preparar una mayor cantidad de alimento, y esto hará que también el volumen de tu aparato sea mayor y ocupe más espacio en tu cocina. Si necesitas preparar una gran cantidad de jugos sin hacer una pausa entre cada uno, esta podría ser tu opción. Digamos que es una versión que podrías usar de una manera más comercial o industrial en una pequeña escala.

3) La más práctica

En este mismo sentido de volumen, tenemos la practicidad, que sin duda es clave según el estilo de vida que lleves. Si no tienes tiempo de limpiar después de tu licuado, lo mejor será optar por una pulverizadora, porque suelen estar hechas con materiales que no permiten que se pegue la suciedad, con lo que podrás enjuagar, y ¡listo! Pero si tienes un poco más de tiempo para dedicar a la cocina, tal vez no será un problema para ti el extractor de jugos, que es un poco más desastroso y complicado de limpiar.

4) La que muele más

Si quieres moler alimentos enteros sin tener que hacer pasos extras antes, un extractor de jugos podrá ser mejor. La desventaja es que no podrás moler nada que no sea verdura o fruta. Esta es una importante determinante, porque te dará un resultado completamente distinto. Con la pulverizadora podrás moler otros ingredientes según el modelo, como semillas, cáscaras y hielo.

Pero ¿qué voy a conseguir con cada una?

Hay varios resultados que podemos obtener de estas dos máquinas: jugos, batidos y licuados. Los primeros no tienen pulpa y los licuados sí la tienen. Todos ellos tienen nutrientes, pero algunos conservan más que otros. Por ejemplo, si preparas un jugo de zanahoria en un extractor, sólo tomará el jugo y tendrás que desechar la pulpa o aprovecharla de otro modo. Así, parte de los beneficios de los alimentos que nos provee la tierra, como es el caso de la fibra, no podrán ser disfrutados con un extractor.

En el caso de los licuados y los batidos, que son producto de la pulverizadora, podrás usar la cáscara y las semillas dentro de la misma bebida, pues este aparato se encargará de que queden bien trituradas y de que no haya ningún desperdicio.  

Las consistencias también serán muy diferentes. Un jugo será líquido, mientras que tu licuado o batido puede tener una consistencia espesa, según los vegetales y frutas que elijas. Puedes leer este artículo para que sepas cómo armar tu batido ideal que complemente tu alimentación.  

Entonces, ¿jugos, licuados o batidos?

La verdad es que el proceso que utilices para preparar tus bebidas es importante, pero lo es más la elección que haces de tus ingredientes. Si utilizas una variedad razonable y agregas una cantidad suficiente de verduras, podrás tener combinaciones riquísimas que además se convertirán en un modo más amable de consumir los productos de origen vegetal frescos que son necesarios en tu dieta según tu edad y complexión.

Elige preparar tus bebidas de la manera más natural posible. Así podrás utilizar con asiduidad tu aparato y ahorrarás tiempo y dinero, pues siempre es mucho más económico preparar los alimentos uno mismo.

Por lo demás, te recomendamos los licuados y los batidos por sobre los jugos, ya que conservan la pulpa y la fibra de frutas y verduras, que son buenas para ti.

El último round

Sabemos que muchos factores pueden impactar la conveniencia de adquirir a cada uno de nuestros contrincantes de hoy, pues cubren necesidades diferentes.

Ya consideramos varios puntos, como velocidad, capacidad, practicidad y utilidad, ahora podrían quedar algunos otros, como el precio y la disponibilidad.

También es importante considerar cuestiones como la garantía o quién lo va a usar. Por ejemplo, un extractor de jugos no puede ser utilizado por niños, pero hay algunas pulverizadoras que son seguras para usarse con supervisión de un adulto. Si tienes hijos, tal vez esto podría resultarte como un plus, porque podrás incluirlos en la preparación de sus alimentos.

Por otro lado, también depende de las recetas que quieras hacer con tu aparato, porque sus versatilidades son diferentes. Si vas a utilizarlo solo para jugos, puedes considerar el extractor; pero si quieres preparar también salsas, hummus, sopas, cremas y guacamole, por ejemplo, entonces necesitarás tener un auxiliar en la cocina que tenga más funciones, como la pulverizadora.

Al final de cuentas, no se trata de cuál es el mejor o el peor, sino qué es lo que necesitamos, cuál es nuestro presupuesto y qué tanto tiempo tenemos para invertir en la preparación y limpieza de nuestro artefacto.

Esperamos que hayas podido tener una mejor noción de las ventajas que te pueden brindar tanto un extractor de jugos como una pulverizadora y así puedas tomar la mejor decisión. Y, aunque esta pelea estuvo intensa, nosotros creemos que ambas te pueden ayudar a solucionar necesidades diferentes; es solo cuestión de identificar lo que podría ser de mayor utilidad para ti.

Y ahora sí, ¿cuál crees que fue el ganador en esta pelea amistosa? ¡Cuéntanos!