La primera línea de defensa

El sistema inmune actúa como primera línea de defensa en contra de invasores perjudiciales, como virus y bacterias, así como un “control de daños” para todo el cuerpo, ayudando a curar y reparar lesiones causadas por infecciones o enfermedades.

El poder de los cítricos

Los nutrientes encontrados en los alimentos de color naranja se asocian con el fortalecimiento del sistema inmune, en especial las naranjas. Las frutas cítricas y los jugos son adulados por su poder de inmunidad gracias a su contenido de vitamina C.

Vitaminas de inmunidad

Las vitaminas A, B, E, el selenio y el zinc contribuyen de forma directa a la respuesta del sistema inmune, y son abundantes en muchas de nuestras frutas favoritas, verduras, nueces, semillas y alimentos.